Cuando tenemos un antojo de dulce, no existe una solución sencilla, ya que entran en juego componentes mentales y fisiológicos, lo que hace que sea más difícil renunciar a ello. Por ejemplo, cuanto más azúcar y alimentos refinados comas, más te pedirá el cuerpo. Y si encima tienes cambios emocionales, esto ya puede ser una locura por la comida basura.

Cosas que puedes hacer:

Cuáles son tus desencadenantes

Identifica los alimentos que te hacen sentir así y evítalos. Si tener galletas, chocolate o helado en casa va a hacer que te pongas a comer como si no hubiera un mañana, no los tengas en la despensa o en la nevera.

.

Mide tu hambre

Antes de caer en esa tentación dulce, respira profundamente y pregúntate si tienes hambre. Si lo tienes, no te prohíbas comer, pero opta por snacks saludables cuando vayas a la compra.

.

Prueba a escribir

Si no tienes hambre, siéntate 5 minutos y anota cómo te sientes. ¿Por qué quieres esa comida basura? ¿Qué está pasando realmente? ¿La comida te va a ayudar? Muchas veces, la comida nos ofrece un alivio temporal que nos hace sentirnos peor con nosotros mismos después. SIEMPRE que te entren ganas de comer para reconfortarte, tómate unos minutos para evaluar tus verdaderos sentimientos.

.

Elimina la fuente

El azúcar tiene una cualidad muy adictiva, como cualquier alimento refinado y procesado. La única manera de detener estos antojos es limitar tu ingesta o dejar de comerlo por completo, como harías con cualquier adicción. Hay estudios que han demostrado que el azúcar es más adictivo que la cocaína. Cuando empieces a deshacerte de esa fuente, tu cuerpo dejará de tener esa urgencia por comerlo. ¿Cómo lo hacemos? Poco a poco. No quieres que tu cuerpo entre en estado de shock. Si bebes refrescos o zumos, intenta limitarlos a 1 bebida por día.

The perfect grocery list to combine vegetarian diet with weight loss

.

Ten un diario de alimentos

Además de anotar qué emociones desencadenan estos hábitos, también es buena idea tener un diario de alimentos. Hoy en día la mayoría de los alimentos contienen tantos azúcares (muchas veces ocultos) que en realidad no sabemos cuánto estamos comiendo. Deberás leer detenidamente las etiquetas de los alimentos para saber cuánto azúcar estás tomando al día y después intentar eliminar solo UN ‘alimento desencadenante’ (todos los días) que normalmente comerías.

.

Busca sustitutos integrales

Muchas personas preguntan qué puede sustituir a una chocolatina, esperando que la solución sea un brownie sin azúcar y sin gluten. Una alternativa mejor es la fruta, un alimento que es dulce por naturaleza. Puede que la fruta no te parezca tan apetecible como la comida basura, pero hay algunos trucos que te pueden ayudar a quitarte esos antojos, estar saciado y darte un chute de energía. Por ejemplo, la próxima vez que te apetezca algo dulce, corta una manzana en rodajas y echa por encima un poco de canela. Las manzanas tienen bajo contenido en azúcar, pero son dulces y contienen pectina (fibra) que te ayudará a sentirte saciado más rápido. También puedes añadir una grasa, como trozos de nueces, para darle un toque crujiente y de calidad.

.